Enantiodromia

Hace algunos años, los legisladores mexicanos (oh, great wise men!) decidieron que iban a socorrer tanto a la (jodida) recaudación de impuestos como a sus (aún más jodidos) ciudadanos pobres. Con esa gran motivación moral, los diputados crearon un “Impuesto a la venta de bienes y servicios suntuarios”, con el fin de que las ganancias del Gobierno fueran mayores y que, con ello, se pudiera redistribuir la riqueza a los más pobres. Así, se gravó el consumo de lujosísimos bienes como el salmón ahumado (nótese que el salmón a secas no cae en esta categoría), motocicletas de más de 350 CC de cilindrada, tablas de oleaje con motor (¡¡¿¿??!!) y medallas conmemorativas (la de la virgencita incluida), entre muchos otros. Esa (magnífica) reforma se realizó a finales de 2001 y para finales de 2002, ya se estaba derogando. “¿Por qué?”, uno podría preguntar ingenuamente, pues nuestros legisladores son personas rete-capaces que representan los intereses del “pueblo” y saben muy bien lo que hacen. Resultó que dicho impuesto tenía gravísimas fallas de estructura y, más allá de mejorar la situación, complicó la recaudación. Los legisladores tenían la intención de hacer algo bueno; sin embargo, salió algo que no sólo no fue mejor, sino que, en realidad, lo empeoró. A esto se le conoce, en el más vulgar, chabacano y corriente español posible, como enantiodromia; es decir, para ponerlo en palabrerías más complejas: la abundancia de una fuerza produce, inevitablemente, su opuesto.

Mis actos, en los últimos meses —años quizá, pero ¿quién lleva el registro?—, han encajado muy bien con el concepto de enantiodromia, que a su vez va ligado con el de equivocación. Recientemente, todo lo que hago/pienso/digo resulta en que, como diría Heráclito, “lo frío se calienta, lo cálido se enfría, lo húmedo se seca, lo seco se humedece” y ya no sé qué hacer. Así mi vida, así las cosas… tant pis!

opuesto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s