Deliciosa incertidumbre

Apenas ayer, me encontraba con D viendo The Reader en su casa. El calor estaba insoportable y, al parecer, yo también. “Pareces niño chiquito, ¿no te puedes estar quieto?”, me dijo más de una vez, mientras me miraba y sonreía. En el momento más acalorado de la tarde, la lluvia se hizo presente y nos refrescó para poder continuar disfrutando la película. Mientras, yo me preguntaba todas las innecesarias sandeces que uno cuestiona cuando conoce a una persona. Es inevitable, quizá. Se recuesta sobre mi hombro izquierdo… no sé por qué; a ratos es linda y a ratos es demasiado fría. Le da miedo, tal vez:

— Me deprime no saber qué esperar— me dice con su voz tierna.
— Me puedo ir y no regresar, si quieres.
— No, ¿por qué?
— Pues así sabrías qué esperar; sabrías que no regresaría y, quién sabe, eso te quitaría la depresión.
— No, también me gusta la incertidumbre, también me deprime saber qué va a pasar.

Los dos reímos, los dos seguimos viendo la película. Kate Winslet, desnuda y en pantalla, llora mientras David Kross le lee algunos pasajes de La Odisea:

— Me podrías leer así algún día— le digo.
— Mejor léeme tú…— me responde, mientras se burla de mí, para no variar.

Dicho sea de paso, antes de ver la película fuimos por helados. Me gustan los helados. Mucho. Ayer me dí cuenta que, de entre las muchísimas clasificaciones del ser humano que se pueden hacer, hay una que deshonestamente queda soslayada: hay personas a las que les gusta mucho el helado y hay a las que no. A ella también le gusta el helado. De hecho, cuando saborea un barquillo se vuelve linda. Por un rato, se olvida que debe demostrarme que no le intereso.

Kate Winslet grita y David Kross se deprime:

— You’re cute— susurra a mi oído, y yo no le entiendo, no alcanzo a escucharla…
— ¿Qué?
— You’re cute.

Se repite unas cinco veces el episodio, hasta que logro entender y me sonrojo (supongo)…

Kate Winslet llora en una iglesia… Nosotros nos besamos:

— Ya no le entendí hay que regresarle.
— No pasó nada— le digo, pero oprime rewind de todos modos.

Pasan algunas escenas innecesarias:

— Te dije…

La película termina y los dos tenemos una opinión similar sobre ella. Es buena, pero no es maravillosa. El final pierde mucha de la fuerza que obtiene al principio. Etcétera. Nos besamos. Soplo algunas esperanzas en su oído derecho. Ella se dobla a cada tanto. Continúan los besos. “Creo que debería irme”, le digo y D me besa nuevamente:

—Espero te guste mucho la lluvia, porque te vas a mojar— me dice y comenzamos a bajar las escaleras.

Llegamos a la entrada de su casa. La miro; me mira. La beso; me besa; nos besamos:

—Avísame. Descansa.

Trato de interpretar sus palabras… me es casi imposible. Camino bajo la lluvia. Disfruto las gotitas que caen, lentamente. No sé qué pensar. No sé qué esperar. Supongo que, precisamente, ese es su encanto: me deja sin saber qué pensar o qué esperar. Una gota cae en mi frente y se desliza, presagiando algo quizá, hasta mis labios. La saboreo. Incertidumbre. A eso sabe… a un deliciosa incertidumbre que espero no termine pronto, o nunca, me da igual.

the reader kate winslet

Anuncios

4 comentarios en “Deliciosa incertidumbre

  1. rusooo!!!! :O
    la pelicual es muy buena! jajaja buueno yo lloreee y lloreeee yllloreeeeeeeee
    pero eso no es por lo q escribo. OMG!!!!! hemos estado muy alegres ultimamenteee ehhh jajajaja … me gustó lo que lei de tu tarde de pelicula con lluviaaa… con besos e incertidumbres! es esa clase de tardes q te recuerdan por q es bonito tener a alguien a tu lado. Amo leer lo q escribes!!!! jajajaja sigue con eso! beshos

  2. Ahhh que buena lecturita me acabo de echar. Creeme, no me paseo seguido por estos lares (por falta de tiempo y porque no quiero que el internet me atrape de mas), pero esta vez me tope con las primeras lineas que me hicieron todo de golpe. Creo que tengo que hacerme un poco mas de tiempo. Por cierto no he visto la pelicula.
    Un abrazo mano

  3. deliciosa incertidumbre…

    yo tampoco se que pensar, busco curarme en sus besos, mientras a ella le paresco lindo para mi es una psicotica diosa que me alumbra y vuelve mis dias una hermosa prosa…
    y sin acoso en nosotros la acompaño a todos lados..
    y cada en tanto sus besos me perturban..

    me hacen sentir todo lo que sentia antes de ser un maldito que hace milagros..

    .. y ella me hace faliz.

    Saludos desde Villahermosa Tabasco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s