Riguroso formal (primera)

Me levanté a las 6:21 AM, para descubrir que esa hora todavía existe y sigue siendo tan infame como siempre. Me bañé, cual zombie, sin saber si seguía dormido o ya estaba despierto. Mis ojos, teñidos con un carmesí intenso, revelaban que sólo había conciliado dos horas de sueño. Me vestí, como cualquier otro día: camisa y pantalón de mezclilla. Desayuné un poco de fruta y una tacita de café (que, he de advertir, me hizo muy feliz). Subí al automóvil y a las 7:37 AM salía de casa.

El tráfico, tranquilo, me permitió avanzar sin problemas por la ciudad. Hice el intento de estructurar lo que iba a decir, pues al final decidí que iba a improvisar, pero la musiquilla de The Submarines me obligó a cantar, más bien. A las 8:23 AM, me encontraba en al esquina de Circuito Interior y Marina Nacional, tratando de tomar la segunda, para llegar al Hotel del Prado. “¡Carajo!”, pensé, “Voy a llegar harto temprano. Pude haber dormido media hora más”, mientras entraba al estacionamiento del hotel. “20 pesos hora o fracción/ Estacionamiento para Torre del Prado, no de Galerías, Plaza de las Estrellas”, leí al entrar y me encabroné porque, además de tener que despertarme temprano, tendría que pagar, al menos, 40 pesos (gasto que me parece completamente innecesario) por dejar arrumbado ahí el auto.

Salí del estacionamiento y entré a la plaza. Para no variar, me perdí tratando de encontrar la entrada al hotel. Para no variar, no quise pedir ayuda. Para no variar, me empecé a poner de mal humor, hasta que, por azar del destino, me topé de frente con ella.

En el lobby, busqué la mesa de registro, ya que en la carta que me habían enviado, para extenderme la invitación “a participar en nuestro modelo como conferencista el día viernes 10 de julio, debido a su gran experiencia (sic) y cúmulo de conocimiento (re-sic)”, me “suplicaban” que firmara su “libro de visitas distinguidas (requete-sic)”. Al acercarme con la señorita que registraba a las personas, el señor sentado al lado comenzó:

— Sí, dígame, ¿qué se le ofrece?

— Me invitaron de conferencista y en la invitación decía que debía registrarme—, repuse.

— ¡Ah! Espéreme un momento, porque… Espere tantito, ‘orita vienen a v/…

— ¡Pero…!—, interrumpió la señorita que, a su vez, fue re-interrumpida por el señor.

— Ahorita vienen y ellos ven. Si gusta, puede esperar en los sillones.

Esperé parado junto a ellos, alrededor de diez minutos. De repente, se acercó una señorita muy agradable y me preguntó que si, de casualidad, no era yo “Raúl Bravo Aduna”. La risa casi me gana, al advertir su formalidad. Respondí que sí, y no estaba mintiendo (creo). Entonces, se acercaron otra señorita y un señorito, se presentaron (no recuerdo ni sus nombres ni sus “cargos”) y soltaron la sopa: “La verdad”, comenzó el señorito, “es que el código de vestimenta es riguroso formal y parece que no lo podemos dejar pasar a que dé su ponencia”. Me dio demasiada risa, la verdad, y le respondí que a mí nadie me había dicho nada del código de vestimenta. “En la carta de invitación venía”, aseveró el jovenazo. Traté de recordar si era cierto lo que me decía pero, honestamente, no había leído bien la carta; sólo la parte de que “suplicaban”, porque se me había hecho muy gracioso. Sin embargo, con la seguridad que acompaña a cualquier mentira, le dije que no era cierto, que no decía nada (después comprobé que mi artificio era verdadero). Me volvieron a pedir que “esperara tantito”. Hicieron team back, y yo me salí a fumar un par de cigarros.

“¡Carajo!”, pensé, “nunca creí que un pinche pantalón de mezclilla causara tantos problemas.”

Continuará…

Trajeado

Anuncios

3 comentarios en “Riguroso formal (primera)

  1. Vamos, tu ya sabías a qué tipo de evento ibas, seguro no te resultó novedoso el códifo de “etiqueta” jajaja. Más novedoso para mi que no lo tomarás en cuenta desde que te vestiste en la mañana.

    Espero la segunda parte, ya me contaron lo de “poniente” jajaja…Tu sabes que soy “norte” totalmente, ¿verdad? Un beso 🙂

  2. Estimado Raúl, soy Arcelia Moreno maestra de la prepa 8 y seretaria escolar de la misma. Es un gusto leer tus artìculos y me sacas cmpltamente del tipo de lectura que acostumbro a realzar así que de ahora en adelante lo tomarè como terapia, espero la segunda parte, porque quiero confesarte algo!!!!!!
    En el mes de marzo en donde nos hiciste el enorme favor de acudir a nuestro primer modelo en prepA 8 (MIXCOAC ENP UNAM) munenp8, el sec gral dela prepa me dijo ESE ES EL SEC ACAD DE GLOBAL????? jejejeej e igual que tu, bueno yo si SOLTE LA CARCAJADA Y CONTESTÈ SI él es el RUSO.
    La verdad no sé que se imaginaban mis funcionarios pero me hizo reir su comenario´.
    Y bueno lo de la mezclilla para algunos es un problema para otros como yo una forma de vestir.
    Un saludo y te felicio, te quiero comentar que algo importante pero lo haré en otro espacio, creo que ya he abusado demasiado de tus lectores y de ti bla bla bla.
    Ciao, auf wiedersehen! bis freitag!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s