Rebauticemos México

Tremenda confusión la que vive el Edomex en estos momentos. Un teatro nuevo, con valor aproximado de 40 millones de pesos, acaba de ser bautizado en honor a un tal Enrique Peña Nieto (poeta, filósofo, dramaturgo o algo así que llegó de Acaponeta, Nayarit para vivir en Toluca, pues le gusta el chorizo —dicen por ahí). Ante tales hechos, los mexiquenses están sorprendidos por la aparición de otro Enrique Peña Nieto, además del Enrique Peña Nieto que los gobierna. Porque, obviamente, el Enrique Peña Nieto que los gobierna sería incapaz de bautizar el “Teatro Enrique Peña Nieto” con los vocablos “Teatro Enrique Peña Nieto.” Así pues, el Enrique Peña Nieto que le da nombre al “Teatro Enrique Peña Nieto” es un gran humanista mexicano que se había perdido en la historia, que no una mera encarnación de envanecimiento, egolatría, soberbia, petulancia, presunción, vanidad, jactancia, arrogancia, etcéteras del Enrique Peña Nieto que gobierna el Edomex, ya que sería, tal como lo he dicho, incapaz de llevar a cabo soberana acción.

En vista de lo anterior, el ciudadano chaparrito presidente Felipe Calderón Hinojosa ha decidido rebautizar el Auditorio Nacional con el nombre “Auditorio Nacional ciudadano chaparrito Felipe Calderón Hinojosa”, en honor a un histrión michoacano llamado Ciudadano Chaparrito Felipe Calderón Hinojosa, que fue presidente vitalicio de la asociación de Payasos Aburridísimos de Nocutéparo, Michoacán.

Por su parte, el Señor Licenciado López Obrador decidió legítimamente que el nombre legítimo de la Plaza de la Constitución será “Plaza Legítima de el (sic) Señor Licenciado López Obrador.” En honor a cierto mesías que llegó de Jerusalén, para salvar al pueblo mexicano. Asimismo, rebautizará a la Feria Internacional del Calzado de León, Guanajuato con el título “Feria Legítima del Calzado de López Beltrán, Pejelagartito.”

Se espera, también, que lo que viene siendo el C. Secretario de Hacienda, Agustín Carstens, rebautice a Plutón con el nombre “Planetoide Agustín Carstens.” En honor a una morsa que escapó del ártico. Sin embargo, información extraoficial revela que no se ha podido encontrar un traje de astronauta lo suficientemente holgado como para que Carstens viaje hasta allá, para poder develar la placa en la ceremonia de inauguración.

Seguiremos al pendiente.

Anuncios

2 comentarios en “Rebauticemos México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s