Tiempo

En un segundo todo puede cambiar. El tiempo tiene sus propias formas, más allá de la comprensión humana. Todo transmuta, todo el tiempo, sin que nos demos cuenta. Ni siquiera tenemos tiempo, válgame la estupidez, de reflexionar sobre el tiempo, pues sobre la marcha nos encontramos, cada momento de nuestra existencia está enmarcada en una curva de aprendizaje inevitable, sin poder voltear aunque sea unos segundos. Un viaje debe ser documentado para poder, más allá de disfrutarlo, presumirlo. Twitter nos obliga a relatar cada aspecto de nuestra intimidad, sin descanso alguno para reconsiderar lo que vivimos. La vida nos come, el tiempo nos falta, el sueño no llega. Cada tic toc del reloj nos recuerda todo el tiempo que desperdiciamos.

Hace tiempo que no escribo en este espacio, precisamente, por falta de tiempo. Pero la carencia no se ha debido a momentos para poder hacerlo; por el contrario, a momentos para poder repensarlo. Repensar mi vida, repensar mis actos, repensar mis lecturas, repensar mi tiempo. He decidido leer. He decidido disfrutar. He decidido alejarme de esto por algunas semanas, meses incluso.

Regresé, aunque no sé por cuánto tiempo.

 

Anuncios

3 comentarios en “Tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s