Pues siguió igual

No sé quién es mi diputado local, ni mi diputado federal, ni mi senador, ni se diga de mi jefe delegacional—sé quién es mi jefe de Gobierno, pero ése anda bien ocupado peinándose el flequito y no quiero molestarlo—; sin embargo, exijo que alguien o algo le haga llegar la siguiente petición/reflexión/oloquesea al señor ciudadano presidente Licenciado Felipe Calderón Hinojosa.

Ciudadano presidente, don Felipe, le puedo tolerar las mentiras—vaya, es abogado, panista, fue diputado, es presidente y político, no podría esperar menos de usted—pero no la estupidez tan descarada; menos, sabiendo cómo está la cosa y cómo somos y cómo hablamos y caetera. Pero es que a lo largo de cinco años se ha equivocado muchísimo, y gravemente, sí, pero creo que hasta ahora no se había ido tan hasta la cocina, tan adentro que ya está encontrando los mejillones olvidados en la alacena que caducaron en marzo de 1993.

Por si ya se le olvidaron (que no lo dudo), aquí van sus propias palabras, expresadas por usted el pasado 11 de julio:

Nos han recordado a todos los mexicanos lo mucho que vale nuestro país, lo mucho que vale nuestro México cuyo nombre y cuyos colores a todos nos emocionan. La gran alegría y la gran esperanza y la gran confianza en nosotros mismos que nos han dado a buena parte de los mexicanos hacen que esté convencido de que México no va a ser el mismo que antes de este campeonato del Mundo.

Se pasa, señor presidente, de veras. Va de nuevo, por si no vio qué onda: “México no va a ser el mismo que antes de este campeonato del Mundo.” Zaz. De veras, don Felipe, que zaz.

Y es que está padre lo que dice usted (y que estoy seguro millones de mexicanos comparten), pero mi pregunta es “¿por qué?” o “¿por qué ahora sí y en 2005 no?” La respuesta, lo sé, es clara (y muy de su estilo): pues porque sí, porque lo dijo usted. Y si ya había pasado (lo que usted señala como un punto de inflexión en la historia, y mentalidad, del mexicano), ¿por qué sigue siendo necesario cambiar algo ahora que, otra vez, nos encontramos en un punto de inflexión en la historia, y mentalidad, del mexicano? De veras, no es retórica la pregunta: ¿por qué? Lo peor es que su “puesporquesí” tampoco es retórico, de verdad ha de pensar que ahora es muy distinto, nomás porque le tocó a usted. La verdad es que hace 6 años poco me importó el triunfo mexicano y poco creí que haría por nosotros, a pesar de que hubo indolentes, como usted, que afirmaban lo contrario, que “sí, nosespendejo, México yasotro. OsesKeorasísomstrunfadors,we”.

Que conste que le di tiempo (el mismo que, me imagino, le daba usted a nuestro país para que ya dejara de ser el mismo—por cierto, haría un chiste sobre Harry Potter y así, pero ya pasó de moda hace como tres días), para que sus palabras cayeran sobre mi hocico, sobre mi cabeza, y que me probaran que me equivocaba que “sí, fui pendejo, México ya es otro; o sea: que ahora sí somos triunfadores”. Pero nada. México siguió siendo el mismo. Siguió igual, igualito, de veras.

A menos que por sus rumbos sea muy distinto, y si es el caso le agradeceré desmienta lo que digo, lo que yo he podido ver es que doña Rigoberta siguió queriendo adelgazar 73 kilos, en dos semanas, con los zapatitos que, se supone, le iban tonificar sus músculos, mejorar su salud y su rostro, mientras le conseguían marido de signo Aries (cuando vio que ya no iba a funcionar, empezó a probar los otros tenis que le prometían lo mismo pero que, además, cuentan con una plataforma vibratoria); don Carmelo siguió prendiendo su anafre, a la mitad de la calle, para contribuir con 783,542 IMECAS al aire de la ciudad de México; PedritoJiménez siguió tirando la envoltura del Gansito a las 3:37 en punto (para eso sí es puntual, el muy cabrón) en exactamente el mismo punto del “bajopuente” más cercano a su casa, para que pudiera practicar, después, lo que viene siendo el nuevo deporte extremo de la ciudad: surf capitalino marxista-leninista, auspiciado por las albercas públicas de su delegación; doña Antonieta Ricarda del Niño Jesús Creel (Beltrones y asociados) siguió diciendo cada mañana “ay, hoy no, qué huevis, pero de veras que mañana ya voy a los pilates”; y así, etcétera y etcétera y etcétera.

Creer que las cosas iban a cambiar (tanto) por una nimiedad (y que me disculpen aquí los fanáticos del futbol, y de cualquier deporte, porque creo que aplica a todos) me parece risible, señor Calderón. De veras, ¿en qué pensaba? O sea, sí: fue un logro, fue grande, fue histórico. Pero, ¿entonces? La pregunta que le faltó fue “¿qué sigue?, ¿qué hacemos?”; carajo, “¿qué tenemos que cambiar INMEDIATAMENTE?”, sin que la sub-17 tenga que ganar un mundial. Creer que porque 11 chavitos lograron lo impensable, lo poco probable por medio de (quiero creer) esfuerzo, sudor, lágrimas, trabajo, etcétera, nuestro país también lo iba a ser, sería como creer que doña Rigoberta se va a ver como la Ninel Conde si se compra los zapatitos que vibran… como creer que la selección mexicana (de grandes, la de a devis) va a ser campeona del mundo sólo porque la sub-17 lo hizo o sólo porque tenemos jugadores que ahora les dicen, y no entiendo por qué, “europeos”… como creer que los Canucks iban a ganar la Stanley Cup sólo porque Canadá ganó la medalla de oro de hockey en Vancouver… etcétera.

Discúlpeme, pero todo siguió igual. Al menos, yo seguí siendo el mismo. Seguí siendo el mismo que corre hartos kilómetros diarios, para poder mejorar sobre el hielo, el mismo que se levanta a las 5 AM para ser profesor de tiempo completo, el mismo que se va a la escuela a las 3 PM para ser estudiante de tiempo completo y el mismo que es lector de tiempo de completo; seguí siendo el mismo que se esfuerza por hacer bien las cosas y demás.

Yo sigo siendo el mismo, señor-ciudadano-presidente-licenciado Calderón, México igual y por lo que veo, por la estupidez contenida por sus palabras, por la búsqueda del producto milagro aplicado a la política pública y realidad política, usted también (desde antes que abriera la boca, desde antes que tuviera su pequeña ocurrencia).

Chin.

Anuncios

Un comentario en “Pues siguió igual

  1. Ups… está altamente interesante… aunque si…. sería mucho muy fácil dejarle toda la responsabilidad a Don Feli… el problema de educación, estandar de vida, motivación hacia el éxito y no la corrupción, no está en manos del gobierno ni federal, ni estatal ni municipal ni en la asociación de colonos ni de mamá ni de papá… está en cada uno nosotros… el tomar la responsabilidad de nuestros actos e ideologías… dejar de ser parte del “que no tranza no avanza” o el más “vivo” que evita impuestos y compra piratería y se echa su tacha en el antro para estar más “in”
    “México jamás será el mismo” llama a los mas pasguatos, gordos (refierome al que se sienta a comer y no hace nada por su salud o el de su familia) y nacos (refiérome a naco no por nivel socioeconómico pero el patrañoso-falta-de-valores) que por más señales que les mande la vida no más no se dan cuenta que su desgracia es provocada por ellos mismos y no por el país… Así como la corrupción que existe en el TRI de adevis… no llegó al minitri (sub17) y eso… wow! es de admirarse… quiero ver quien de estos chavos hace lo mismo cuando ya estén en las garras asquerosas de la Federación y que les pidan que se “mochen” por ser debutados en algun club o en el mismo TRI de adevis.

    Estoy orgullosa de leer que eres parte de un porcentaje mínimo de mexicanos que se dedica a mejorar su propia calidad de vida y mientras lo hace, mejora la de los demás. También digo con mucha emoción que yo no doy mordidas, pago impuestos, no compro piratería, no consumo drogas y no vendo ni compro bases de datos de información para extorsión, me cuesta mucho trabajo lo que tengo y me hace feliz y me enorgullece decir que soy mexicana… de un México que pocos conocemos y disfrutamos, pocos como tu y yo como yo.

    Te quiero y extraño,
    La vaquita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s